La paz que creas adentro es la única capaz de parar la tempestad que hay afuera