No es necesario recibir la mejor educación para tener la mayor sabiduría.