No puedes elegir de dónde vienes, pero si hacia donde vas.