Mejor celebro mis victorias, porque nadie sabe lo que me costó alcanzarlas.