Las palabras conquistan temporalmente, los hechos para toda la vida.