Una pequeña acción vale más que una gran intención.