Cuando la ignorancia critica y juzga, la sabiduría calla, sonríe y silenciosamente se aleja de lo que no vale la pena.