Todos somos responsables de lo que pasa en nuestra vida, no hay a quien culpar.