Un hijo es ese regalo maravilloso que la vida te dio para aprender a través de él grandes lecciones.

    1. No es tuyo, no te pertenece, solo fuiste un instrumento mediante el cual el vino a esta vida y solo te corresponde darle amor, servirle de guía y ser su ejemplo a seguir. No eres dueño de su vida ni de sus pensamientos, deberás aprender a respetarle sus gustos personales y sus espacios privados.
    2. Es un huésped transitorio que un día llega y aunque no lo creas en muy poco tiempo se va, porque es de la vida que lo llama a vivir sus propias experiencias, a aprender por sí mismo. Tiene un futuro por delante al cual no puedes ingresar y que no podrás ni siquiera en sueños imaginar. Tu hijo es prestado por corto tiempo, para hacer un curso intensivo de amor incondicional, de amor por encima de nosotros mismos.
    3. El amor por el hijo sobrepasa todas las barreras, vence todos los obstáculos, no hay límite que logre contenerlo. Es la manifestación del verdadero amor.
    4. Sus sentimientos son tus sentimientos. Cuando el hijo sufre se te rasga el corazón, cuando está alegre te invade la dicha, cuando triunfa te inflas de satisfacción y cuando se siente derrotado estás siempre a su lado.
    5. Sus comportamientos te propician muchos de los dolores que algún día debas conocer. Su desamor desgarra el corazón, su olvido entristece el alma, su desenfreno o altivez inquietan la mente, su abandono duele en las entrañas.
    6. Sus triunfos, sus tristezas, sus logros, sus dolores, sus derrotas, sus amores, los sientes como tuyos, los vives a su lado.
    7. Te enseña el desapego, porque aunque en la ilusión y el desenfreno de la vida un día te sientes su dueño, su reacción es inmediata y en poco tiempo te hace comprender que es dueño de sí mismo y no tienes derecho a interferir.
    8. Mientras te necesita estará a tu lado, cuando sus alas crecen volará desenfrenado en busca de un destino inevitable y un aprendizaje inaplazable.Hemos sido bendecidos con su presencia, nos dan los mejores momentos de la vida, las más grandes alegrías, los más duros sufrimientos, los mayores retos.Antes de su llegada pensábamos solo en nosotros mismos, un día cualquiera tienes en tus brazos esa pequeña criatura y todo cambia para siempre, la vida toma un nuevo giro, hay nuevo ser que entra en ella para nunca más partir, pues aunque la muerte o la distancia de ti lo separe, jamás nada podrá borrarlo de tu mente o sacarlo de tu corazón.Bendícelo con amor, agradécelo con fervor, ámalo sin condición y entrégale de ti lo mejor, para que nunca tenga nada que reprocharte y si algún día en su error de juventud o inexperiencia de la vida lo hace, tengas paz en tu consciencia y la tranquilidad de que hiciste todo lo que un día creíste era para él lo mejor, y no dudes que tarde o temprano volverá a tus brazos lleno de gratitud y amor, a buscar tu regazo para sentirse por un rato más amado y protegido.

Luz Stella Solano Montes | Nueva HumanidadLuz Stella Solano M. 

ÚLTIMOS RELACIONADOS

Vivir en armonía

Lograr estar en paz consigo mismo es lograr un equilibro emocional, en tus pensamientos y en tus acciones vivir en paz  es experimentar energia positiva, es ser felices.

La Diosa Consciente

El día de la mujer más que una celebración es una conmemoración, son dos palabras diferentes que no son precisamente sinónimos completos. Celebrar es sinónimo de festejar, es mostrar o sentir alegría por algo. Conmemorar encierra en su estructura interna el concepto...

Las heridas en el inconsciente

Para poder amar a los demás y valorar todos los eventos que nos ocurren en este mundo, necesitamos primero amarnos y aceptarnos nosotros mismos; tenemos que conocernos y comprendernos. Todo empieza con ser honestos con nosotros mismos, con nuestro propio ser!!. Muchas...

El proceso de enamoramiento

"La apariencia de las cosas cambia de acuerdo con las emociones, y veremos belleza y magia en ellas mientras exista realmente la belleza y la magia en nosotros " Nueva Humanidad Kahlil Gibran Todo empieza con la experimentación de un sentimiento de atracción hacia...

Síguenos