Hoy cambio mis pensamientos negativos por positivos, me lleno de optimismo y alegría por la vida y repito continuamente: “Soy feliz y merezco lo mejor”.

Skip to content