Hoy hablo calmadamente, si hay algo que corregir o debo presentar alguna reclamación, lo hago con el debido respeto, sin juzgar o atacar al otro y sin alterarme.

Ir al contenido