Hoy acepto que no soy dueño de la razón, cada cual tiene la suya y actúa de acuerdo a su propia visión de la vida.

Ir al contenido