Hoy disfruto de saber que soy una creación perfecta de Dios, única e irrepetible.