Hoy soy el amo de mi existencia, dirijo mis pensamientos y mis acciones.

Escribir a Nueva Humanidad