Hoy actúo como un verdadero ser de paz que inunda de alegría el mundo para mi beneficio y el de los demás.

Escribir a Nueva Humanidad