Hoy medito en silencio y escucho la voz Divina que me guía y nunca me abandona.

Ir al contenido