Hoy no dependo de las opiniones ajenas, me siento feliz de ser quien soy.

Escribir a Nueva Humanidad