Hoy acepto calmadamente las opiniones y decisiones ajenas sin alterarme ni discutir.

Escribir a Nueva Humanidad