Hoy actúo serenamente, sin alterarme ni agredir a nadie.  

Escribir a Nueva Humanidad