Hoy mi vida es rebosante de abundancia, porque así lo decido.

Escribir a Nueva Humanidad