Hoy descubro que no hay nada por perdonar y mucho por comprender.