Hoy soy feliz y estoy en paz porque confío mis asuntos a la Divina fuente de amor universal.