Hoy sentir la compañía, la guía y la presencia divina en nuestro interior es algo que todas las personas debemos experimentar directamente.