Hoy dejo de ser impaciente y exigente, el afán y la lucha para lograr que las cosas se hagan como yo quiero me alteran inútilmente.