Hoy sustituyo mis pensamientos infectados por la envidia, la rabia, la crítica o cualquier negatividad, por pensamientos llenos de paz.