Hoy tengo la certeza de que soy una bendición para el mundo