Hoy cada palabra que pienso o digo tiene un efecto poderoso