Hoy la luz de Dios brilla en mi corazón y su amor dejo de reclamarlo y comienzo a expresarlo con acciones.