Hoy el tiempo que dedique a mi mismo, los momentos de paz y silencio y de observación consciente de quién soy en realidad, son de vital importancia.