Hoy descubro que la peor de las creencias es pensar que un carácter fuerte, explosivo y dominante es necesario para sobresalir en la vida.

Skip to content