Hoy la clave de mi felicidad y paz interior reside en lo más profundo de mi ser