Hoy el amor de Dios es mi sustento en momentos difíciles en que nada ni nadie más puede hacerlo.