Hoy el sufrimiento y la tristeza no son estados naturales, provienen de creencias limitantes.

Skip to content