Hoy entrego mis preocupaciones al Creador, comprendo que la armonía y la paz provienen del amor y no de la preocupación.

Skip to content