This post is also available in: English (Inglés)

Hoy me declaro una persona feliz, la fuente de mi felicidad no son las posesiones, ni el lugar donde vivo o las personas que están a mi alrededor, es mi actitud frente a todo ello, la felicidad llega cuando estoy en armonía y soy coherente con lo que pienso, digo y hago.

Skip to content