Hoy puedo hacer lo que quiera, consentirme, aceptarme como soy, tomarme el tiempo necesario para hacer las cosas que me gustan, que me producen alegría y satisfacción. La felicidad es sentirse bien consigo mismo.

Ir al contenido