Hoy la salud es un verdadero tesoro que está en mis manos, que solo depende de mí proteger y conservar. Me comprometo a cuidar, sanar y amar cada una de las células de mi cuerpo, el amor por uno mismo es el poder que nos sana y nos hace felices.

Ir al contenido