Hoy cambio mi perspectiva y decido ver a las personas y los hechos de cada día como una oportunidad de aprendizaje continua y permanente. La visión que tenemos de la vida y de las personas yace solo en la mente, la podemos modificar y verlos con amor y gratitud.

Skip to content