Hoy reconozco que el único lugar sobre el cuál tengo control es en mi interior, desde allí creo y luego proyecto todo hacia el exterior. Desde mi interior me hago correspondiente con las diferentes situaciones y aprendizajes que debo enfrentar, cambio mi interior y cambio mi vida.

Ir al contenido