Hoy suelto la necesidad de complacer a otros y comportarme de forma que agrade a los demás, me siento feliz cuando soy realmente yo mismo, no en lo que otros piensan que debo ser o hacer. Me amo cuando me acepto y me escucho.

Ir al contenido