Hoy suelto el pasado que me mantiene anclado a emociones y sentimientos dañinos que envenenan el alma, dejo de sentirme víctima del pasado, empiezo a disfrutar el presente con alegría y con la certeza de un futuro feliz y en paz.

Skip to content