Hoy enciendo una pantalla mental e imagino que me sumerjo en un océano de paz, amor y silencio, allí entro en conexión con la divinidad que habita en mí, que me provee y protege siempre, que me inunda de hermosos sentimientos los cuales comparto con todas las personas a mi alrededor.

Ir al contenido