Hoy cuido celosamente lo que dejo entrar en mi corazón, no permito que me invadan emociones negativas o destructivas, todo lo que entra en mi corazón luego se refleja en mis palabras y acciones, por eso abro el paso solo a emociones positivas y sentimientos hermosos que reflejen la bondad que hay en mí.

Ir al contenido