Hoy hago a los demás lo que quisiera que hicieran conmigo, practico el desapego, supero el egoísmo y comienzo a interesarme genuinamente en el bienestar de otros. Todo lo que hacemos por los demás regresará multiplicado tanto lo positivo como lo negativo, por eso entreno mis acciones amorosas y generosas.

Ir al contenido