Hoy cuido mi diálogo interno y externo, las palabras que uso conmigo mismo y con otros son poderosas, allí inicia toda creación, elimino frases como: no sé, no puedo, no tengo, es imposible, es muy caro, nadie me quiere, no hay tiempo, nadie compra, algún día y todo lo que indique duda, temor o negatividad.

Ir al contenido