Hoy dejo de luchar tenazmente por aquello que creo, permito que la vida fluya suave, liviana y libremente. La verdad no necesita ser defendida ni demostrada, ella se encarga de salir a la superficie naturalmente en el momento exacto, todas las cosas suceden justo cuando tienen que suceder.

Ir al contenido