Hoy me lleno de paz interior y no permito que ningún suceso me altere, como todo en la vida, es necesario un poco de esfuerzo para lograrlo, pero sé que se puede. Suelto los lazos que me amarran a pensamientos negativos, que me mantienen atrapado en la prisión de las ilusiones mentales y me entrego confiadamente al fluir de la vida.

Ir al contenido