Hoy mi paz no depende de dónde estoy, con quién estoy o que hago, depende fundamentalmente de cómo estoy. Es posible mantener el mismo estado de paz y tranquilidad en un embotellamiento de tránsito, como en una hermosa montaña o una linda playa. La paz es un estado interno, nada tiene que ver con el mundo externo. 

Skip to content