Hoy decido amarme, respetarme y valorarme por encima de las opiniones ajenas. La única opinión que cuenta es la que tengo de mí mismo. No permito que las críticas odiosas e injustificadas de otros, me alteren, dañen mi autoestima o afecten mi confianza o mi seguridad.

Skip to content