Hoy asumo los problemas y los enfrento de una forma más serena y amable. No se trata de negarlos, sino de encararlos con sabiduría, y con la fe de que pronto voy a encontrar la solución. Aunque algunas veces navegamos en la incertidumbre, allí también podemos encontrar un mar de posibilidades.

Skip to content